El marketing digital no es otra cosa que la transformación hacia el mundo informático de las técnicas y procesos básicos del marketing tradicional. Por supuesto, que al efectuar el cambio de estado se han generado elementos, tecnologías y estrategias que difieren de las convencionales.

Dentro de los aspectos de esta técnica se hallan las relaciones públicas, la comunicación, la publicidad y cualquier método o estrategia de venta de una empresa y sus productos llevados al ámbito del internet, la televisión digital, la telefonía móvil y hasta las consolas de videojuegos. Para adquirir el sistema de conocimientos que esta profesión utiliza, normalmente se cursa un master en marketing digital, de preferencia online.

Existen dos factores que distinguen el marketing digital de otros tipos de sistemas publicitarios y son su personalización y masividad. Gracias a la primera, se logra establecer un avance personalizado sobre los gustos de los internautas, sus preferencias e intereses y con ello conseguimos un mayor nivel de oferta adecuada y ratio de conversión. Por otro lado, la masividad se encuentra dada por la capacidad de la web de llegar a grandes números de clientes potenciales sin grandes inversiones publicitarias.

 

¿Sabes cuáles son las 4 F´s del marketing digital?

Al igual que el marketing mix posee sus 4 P´s (Product, Price, Place, Promotion), el marketing digital consta con 4 facetas que son Flujo, Funcionabilidad, Retroalimentación (Feedback) y Fidelización. Gracias a estas variables los especialistas pueden componer cualquier tipo de estrategia efectiva para consolidar la venta del producto en el mercado.

El flujo trata sobre los conceptos de la multiplataforma donde el usuario debe sentirse motivado y atraído por la oferta del sitio web. La funcionabilidad establece que la navegación del cliente tiene que ser sencilla e intuitiva, mientras que el feedback se basa en la retroalimentación con el público y en establecer una relación de beneficio mutuo. Como último elemento del proceso de marketing digital, la fidelización busca cautivar a los clientes con nuevos temas y productos de su interés hasta crear un estado de compromiso y apego por la marca.