El comercio electrónico o e-commerce es el proceso donde se realiza una compra o venta mediante el uso de un ordenador y las redes electrónicas. Datos recientes informan que más del 40 por ciento de la población mundial posee conexión a internet y esto junto con los programas de marketing digital y compras online han disparado las ventas en este medio.

Cualquiera puede comenzar un negocio electrónico, pero no todos consiguen ganancias o mantenerse en el mercado. Para ello necesitas un estudio de campo, escoger con cuidado tus productos y el público al que dirigirlos, tener los proveedores, dar servicio al clientes, ofrecer garantías, acomodar los precios, realizar campañas de marketing y muchos otros elementos. Ten en cuenta que solo los mejores e-commerce logran progresar, en un terreno colmado de ofertas y competencia.

Uno de los consejos más importantes es que estés siempre atento a los gustos y necesidades de tus clientes. Para acceder a esta información puedes utilizar encuestas de registro y atraer tráfico con artículos, noticias  y otros medios de entretenimiento.

La promoción es fundamental en un e-commerce

Lo principal para darle promoción a tu empresa es asociarte a los buscadores más importantes del internet, Google y Yahoo. Esto es posible a través de la generación de contenido interesante para tus usuarios, aunque también se le pueden pagar a los buscadores para posicionar tus anuncios de forma preferencial.

Lo siguiente será crearte una imagen de peso en las redes sociales como Facebook, Twitter, Pinterest e Instagram, en ellas deberás mantener al día a tus usuarios sobres el desarrollo de tus productos y las ofertas más novedosas de tu compañía.

Los banners son otra forma activa de promocionar tu e-commerce y responden a esos mensajes que aparecen en lo alto de las webs o en alguno de sus laterales. No son demasiado caros y algunos incluso son gratis, siempre que a cambio accedas a promocionar tú también productos ajenos en tu web. Plataformas como Google Adwords te serán de gran ayuda, ya que su función es la de anunciarte en Google y solo te cobra por cliente potencial, es decir por aquellos que den clic para visitar tu página de ventas.